(English version)

Tras inyectar política y bajar la calidad de los videojuegos en años recientes, los justicieros sociales toman el siguiente paso y lo intentan con el anime. Ya hablamos en el pasado de como atacan el ecchi y a cualquier anime en la linea de Keijo, mientras promueven animes como Free! que se centran en la anatomía masculina, o el Yaoi, aparentemente ignorantes del doble rasero (No es que promoverlos esté mal, me gustó Free!, pero no me digan que mirar chicos sexys es guay pero mirar chicas sexys es un crimen). Ya hemos visto como Funimation trato de inyectar ataques a Gamergate en su doblaje, pero ahora van más allá y cambian el dialogo de un anime hasta que cambia el trasfondo, lo que ocurre, y la personalidad de un personaje, para hacer propaganda feminista.

Kobayashi’s Dragon maid es un anime sobre chicas monstruo en la misma linea que todos los animes de chicas monstruo en años recientes; lo cual es esencialmente un copia pega del aburrido Monster musume; donde una dragona se va a vivir a una casa humana, causando que otros dragones se vayan a ese mundo. Una de ellas es la ex diosa dragon Quetzalcoalt (Lucoa). El trasfondo nunca muestra ningún tipo de actitud machista prevalente en el mundo, de hecho no muestra ninguna actitud machista en ningún momento del anime. Los dragones no saben nada sobre la sociedad de ese mundo, sus normas sociales, como piensan en lo referente a sexualidad, y mucho menos sobre ideologías o palabras inventadas por Tumblr. Lucoa es un personaje muy abierto sexualmente, acostumbrada a ser adorada y estar en la cima de la piramide alimenticia.

En el anime original, Lucoa es comunmente usada en situaciones humoristicas en las que enseña demasiado o es demasiado amigable con la gente, pero esto siempre se muestra de forma graciosa, como contraste a lo atemorizados que están en Japón del contacto sexual. Los personajes o bien la miran embobados, o bien paralizados, o bien huyen por miedo a que haga contacto sexual. La única vez en todo el anime que alguien la hace taparse es una guardacostas femenina que la hace ponerse un bikini más normal, y en ningún momento nadie actúa o dice algo hiriente en su contra. De hecho la gente evita hablar sobre ello tanto que Lucoa es completamente ignorante del efecto que causa durante casi todo el anime.

Y aun así, en la versión doblada al ingles de Funimation, empieza a soltar propaganda feminista sobre “demandas sociales patriarcales”, o, en otro punto, hablan sobre “slut shaming”, que es un termino ingles sobre insultar a mujeres porque vistan muy provocativas (algo que por cierto hacen muy mayoritariamente otras mujeres, pero ese detalle lo ignoran). Es simplemente ridículo. No solo el personaje tiene una personalidad con la que nunca diría eso (mucho menos ser feminista), pero ademas no sabe nada sobre nuestra sociedad, sobre “demandas sociales”, y mucho menos terminos como “patriarcado”. Tampoco es mostrado en ningún momento que en ese mundo (que no tiene porque ser el nuestro) haya una sociedad patriarcal.Han cambiado la personalidad de Lucoa, le han dado conocimiento que no tiene, usar terminología ideologica, y cambiado el trasfondo, para poder inyectar feminismo en el anime. Estas mongoladas es por lo que decimos que inyectar politica es malo. No nos referimos a que las obras no pueden tener politica interna (es obvio que muchas obras lo tienen, incluido mi propio comic de chicas monstruo), pero esas politicas deben ser del propio trasfondo y de cada personaje, no ideología de la vida real metica con calzador hasta que es una aberración mal escrita.

Podéis apoyarme en patreon para contenido adulto y politico. También tengo algunas tiendas con mis diseños: tengo una tienda para camisetas, también otra para vender impresiones, y una propia para vender comics y comisiones. 

twitter: http://twitter.com/kukuruyo

facebook: http://facebook.com/kukuruyo